Caminante no hay camino.....


contador

lunes, 13 de julio de 2009

El Nano

Recuerdos de cuando empezaba a asomarse el sesenta y nueve. El Nano cantando en la radio celeste, en una siesta de verano...Era nuevito, hacía nada más que un año que lo conocíamos. Un poema, una canción redondita, que resistía un análisis literario, y cómo no... Quién iba a decirlo, cuarenta años después....él y nosotros.....



El sol nos olvidó ayer sobre la arena.
Nos envolvió el rumor suave del mar.
Tu cuerpo me dio calor, tenía frío.
Y allí, en la arena,
entre los dos nació este poema,

este pobre poema de amor para ti.


Mi fruto, mi flor,
mi historia de amor,
mis caricias.
Mi humilde candil,
mi lluvia de abril,
mi avaricia.
Mi trozo de pan,
mi viejo refrán,
mi poeta.
La fe que perdí,
mi camino y
mi carreta.


Mi dulce placer,
mi sueño de ayer,
mi equipaje.
Mi tibio rincón,
mi mejor canción,
mi paisaje.
Mi manantial,
mi cañaveral,
mi riqueza.
Mi leña, mi hogar,
mi techo, mi lar,
mi nobleza.

Mi fuente, mi sed,
mi barco, mi red
y la arena,
donde te sentí,
donde te escribí
mi poema.
Joan Manuel Serrat (1968)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada