Caminante no hay camino.....


contador

viernes, 29 de enero de 2010

¿Quién me manda?


Si yo sé que la segunda quincena de enero siempre, pero siempre viene con estos calores. Si una vez casi nos derretimos en un camping en Monte Hermoso y los gorriones se morían por el calor. Si otra vez se nos ocurrió poner lajas en el patio y nos deshidratamos. Si yo sé todo eso. ¿Quién me manda hacer el piso de ladrillos en el patio en una semana en que la térmica fue de 50 grados a la sombra? Y todavía no terminé...Estoy soñando con alinear los malditos ladrillos. Se me borraron las huellas dactilares de tanto cargar con ellos (la ventaja es que no me van a meter en cana porque soy inidentificable; la desventaja es que en la morgue tampoco podrían identificarme). Casi, casi, estoy por unirme al club del asinosepuedevivirismo (genial, Orlando).

Pero, como buena albañila, radio prendida, escucho a la Presidenta recomendando el cerdito, a Redrado renunciando, a los impresentables opinando, a los excelentes programas de Radio Nacional. Y casi me olvido de los putos ladrillos. Eso sí, cuando termine este jodido patio, me voy a comprar un kilo de helado y una birra y me voy a dar una festichola para inaugurarlo. Y después que me vengan a decir que esto se va al carajo. Andáaaaaa-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada